Gazelle houten boneshaker met paardenhoofd
Planta baja
4

Sacudehuesos de madera con cabeza de caballo, 1870 de los Países Bajos

Los ciclistas recibían unas buenas sacudidas.

Las primeras vélocipèdes solían incorporar un marco de madera. Para permitir la producción en serie, se sustituye la madera por una versión de acero con ruedas de madera y metal. En esa época la mayoría de las calles aún no estaban pavimentadas y esto hacía que el andar en bicicleta fuera muy incómodo. Los ingleses de hecho no tardaron en ponerle el apodo de boneshaker, o sacudehuesos. Los sacudehuesos holandeses no vienen con freno. El paisaje y las carreteras son llanas y por tanto los fabricantes opinan que un freno es innecesario.